Followers

miércoles, 4 de abril de 2012

Olvídate de mí.

A estas alturas no me entiendo ni yo. Un día me entran ganas de comerme al mundo y no sé, todas esas cosas alegres. ¿Al otro día? Me entran ganas de dasaperecer, sí. No querer volver aunque me obliguen a ello. No quiero ser parte de otro de tus días, de tus alegres mañanas, de tus noches sin descanso.
¿Y todo esto de qué me sirve? Así nunca más veré tus sonrisas de niño bueno, tus ojos, no te veré a tí. Para no sufrir. Todo esto se transformó en una cadena. No te veo, no sufro. No intento querer parecer aquella con la que estarías el resto de tu vida, aquella que echas tanto de menos... Aquella que se tragó todas tus mentiras.
Y lo mejor es que nunca me rendí. Luché. Pero todo esto me cansó. Y ahora simplemente en mi mente existe la palabra 'no'. Ya, olvídate de quién soy. Aunque ahora mismo no lo sé ni yo.

3 comentarios:

María dijo...

algunas veces, lo mejor es que la persona te olvide, que todo acabe! me encanta el post!! :)
xxx
girlsjustwannahavefun14.blogspot.com

Angeles :) dijo...

estoy en la misma situacion que tu.. pff :S
dreamandmakeit.blogspot.com

givepeaceachancefree dijo...

Hola! He visto tu Blog y es sencillamente genial

Te sigo, ¿Devuelves?

Un besito! ♥